Madrid y Cartagena, ciudades de minifaldas

María José Barrios Rueda

La actividad turística genera grandes aportes a la economía de ciudades como Madrid, España y Cartagena de Indias, Colombia. Sus sitios turísticos y llenos de historia, llaman la atención a muchas personas del mundo, y esto hace que cada año reciban visitas de muchos extranjeros.

Dos destinos sexuales. Plaza del Reloj en Cartagena de indias y La calle Montera, en Madrid. Fotos: María José Barrios y Juan Luis Jáen.

Según un informe realizado por La Corporación Turismo Cartagena de Indias, el año 2015 marcó la senda del crecimiento de viajeros nacionales e internacionales en Cartagena de Indias, y demostró como este destino se consolida como uno de los preferidos en la región Caribe colombiana.

El año pasado llegaron a Cartagena de Indias 232.015 pasajeros aéreos internacionales, y 1.746.469 nacionales, con un crecimiento sin precedentes, según la presidenta de la Corporación Turismo Cartagena de Indias, Zully Salazar. Por otro lado, un informe presentado por el Centro de Inteligencia Turística de España, señala que en el 2015 la ciudad de Madrid tuvo 5.106.322 visitantes extranjeros.

La otra cara

La otra cara del turismo de estas dos ciudades es el turismo sexual. Al llegar la noche, varios rincones de ambas ciudades se transforman en sitios donde algunas mujeres lucen minifaldas, labios de colores muy fuertes y tacones altos para esperar atractivas a sus clientes.

La Torre del Reloj y diversas plazas en Cartagena de Indias, son ejemplos claro de ello; de día, estos sitios representativos de la ciudad permanecen rodeados de vendedores ambulantes, el sonido de las palanqueras que ofrecen sus frutas frescas: “¡Mangooo, Patillaaa, Papayaaaa!”, turistas en búsqueda de buenas fotos, y personas que transitan rutinariamente. De noche, este lugar se convierte en un escenario distinto.

Torre del Reloj, Cartagena de Indias

Las playas son, asimismo, escenarios de este oficio. Para algunos, estas pasan de ser lugares para compartir y disfrutar del bello paisaje, y se convierten en pequeñas industrias de la prostitución.  Muchos turistas utilizan estos espacios para realizar negociaciones con los proxenetas o en algunos casos, con las mismas chicas.

En un vídeo publicado por noticias Uno en el 2004, se puede observar cómo las mujeres lucen vestidos de baño en las playas de Cartagena con el fin de esperar clientes que paguen por realizar actividades sexuales. La mayoría de ellas, se encuentran obligadas a desempeñar este trabajo a causa de su necesidad económica, presión de sus familiares o abandono.

Las cosas no han cambiado desde entonces. De hecho, la prostitución parece en aumento en la ciudad. “En el año 2013, un grupo de prostitutas que frecuentan las playas del sector de Boca Grande agredieron física y verbalmente delante de todas las personas que estaban en ese lugar, a causa de un cliente extranjero. La policía que se encontraba en ese lugar, no hizo más que tratar de separar a las chicas para amenizar el espectáculo propiciado. Esto puso en evidencia lo poco que pueden hacer las autoridades para restablecer el orden público en el lugar”. Radio SANTA FE 1070 a.m Bogotá

Las chicas de La Montera

Mientras tanto, en la Calle de La Montera  en Madrid,  un sitio por donde transitan mucho los madrileños y turistas de distintas partes del mundo, ya que es la vía más rápida entre Gran vía y la Puerta del Sol, cada 20 o 30 metros se puede ver prostitutas ofreciendo sus servicios o esperando que los clientes se acerquen a ellas para “hacer el día”, comenta Patricia Rodiz  García, estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual de la Universidad Carlos III de Madrid.

“También en algunos polígonos, en especial el de Villaverde, es habitual durante la noche que se acerquen coches en busca de chicas. No es agradable para los vecinos de esas zonas ver a las chicas semidesnudas, ni mucho menos verlas practicar sexo en coches o encontrarse sus preservativos usados donde juegan los niños, así que la policía frecuenta esas zonas” dice Patricia Rodiz.

No existe una zona específica

El turismo sexual se encuentra expandido en toda Cartagena de Indias. Aunque los extranjeros frecuentan más los sitios ubicados en la zona norte de la ciudad para realizar sus actividades sexuales, no existe un lugar específico.  Esta situación se lleva a cabo desde los lugares más lujosos hasta los sitios menos visitados, dependiendo el presupuesto de la persona interesada.

Isis es el nombre de un bar muy frecuentado que está ubicado en la zona rosa de la ciudad de Cartagena; uno entre los muchos bares donde se pueden encontrar mujeres que realizan la actividad sexual, y en donde van muchos turistas a divertirse.

Por otra parte, en Madrid hay clubes de alterne conocidos como “Puti Clubs”, dondende los clientes llegan, se toman unas copas, y cuando uno que otro cliente se quieren llevar a una chica, pues ahí mismo tienen habitaciones. De hecho, hoy en día han implementado un nuevo mecanismo de publicidad y trata sobre poner anuncios en los carros, eso llama mucho la atención a las personas que tienen sexo con estas mujeres”, cuenta Adolfo Baltar M, madrileño residente en la ciudad de Cartagena de Indias.

pros.jpg

Publicidad  de prostitutas en España

Realizar la prostitución en Colombia no es delito y en España se encuentra en una situación alegal; lo que sí es un delito en ambos países es la explotación sexual a menores de edad.

Explotación sexual a menores de edad

En Cartagena de Indias, la explotación sexual a menores de edad es una de las más fuertes problemáticas con las cuales tiene que lidiar la ciudad. Algunos turistas prefieren tener sexo con menores porque son más vulnerables y tienen menor capacidad para defenderse.

“Cuando yo era niña, mi tío vendió mi cuerpo a cambio de dinero, tuve sexo no con uno, ni con dos, sino con muchísimos hombres que no eran de aquí, porque recuerdo que hablaban diferente, y a ninguno de ellos los conocía. Tenía solo 10 años de edad cuando la situación empezó. Al principio pensé que ellos solamente querían jugar conmigo porque al final de tocar mi cuerpo me regalaban dulces y cosas que son atractivas a cualquier niño. Cuando cumplí los 15 años, mi tío falleció a causa de una enfermedad mortal, y yo … bueno yo  decidí contarle todo a mi abuelita, pero ella no hizo más nada que llorar. Hoy en día, tengo 34 años y aunque no ha sido fácil, creo que ya he podido superar todo ese dolor”, cuenta Eva Molinares, Trabajadora Social de la ciudad de Cartagena.

Según un mapa de riesgo de Explotación sexual de niños, niñas y adolescentes: Modelo de intervención, publicado por la revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, entre las causas por las cuales se presenta el abuso a menores de edad hay factores sociales, culturales, políticos, económicos, entre otros.

riesgo

Mapa de riesgo de Explotación sexual de niños, niñas y adolescentes: modelo de intervención, publicado por la revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud publicado en el 2012.

Antonio Salim Guerra, concejal del partido Cambio Radical realizó un llamado a las autoridades para que rindieran informe sobre las acciones que están implementando para contrarrestar un problema tan serio como es la explotación sexual infantil.  Según Guerra, en Cartagena sí existe el Turismo sexual, porque existen mafias internacionales que de la mano de proxenetas locales se encargan de ofrecer servicios sexuales con niños a turistas, principalmente de nacionalidad israelí, española e italiana.

Se considera abuso a menores de edad actividades como la prostitución, la pornografía, trata de niños/as adolecentes con fines sexuales, matrimonios o uniones serviles y la explotación sexual de niño/as adolescentes por grupos armados organizados al margen de la ley.

Del otro lado, un total de 36.821 niños fueron víctimas de delitos violentos en España en 2014, según datos de la organización no gubernamental Save the Children. De ellos, 3.732 fueron víctimas de delitos contra la libertad sexual (entre los que se encuentran 246 casos de abusos a menores). Al igual que en Colombia, la mayoría de niños abusados sexualmente en Madrid, son víctimas de una problemática tanto social, política como económica.

Los niños son parte esencial dentro de cada nación, son el futuro del país; es por ello que hay que velar por que estos crezcan en sitios propicios y adecuados a su desarrollo.  En Madrid y Cartagena, por ejemplo, muchos niños tuvieron que dejar sus juguetes para convertirse ellos, en juguetes sexuales para otras personas.

No solo mueren las personas por hambre, escasez de recursos, o enfermedades; también mueren a esa etapa fundamental de la vida llamada niñez, para dedicarse o ser obligados a vender su cuerpo a cambio de dinero.

Anuncios

Reggaetón, sin barreras

Cindy Julieth Altamar Mier

Está media gordita pero chupa chévere
Eso en cuatro no se ve
Después de ocho tragos y par de percocet
Con la luz apaga’ eso no se ve
Tu tienes una linda, yo feas tengo tres
Eso en cuatro no se ve
Que carajo miras mira pa’ la pared
Con la luz apaga’ eso no se ve

Que si linda que si fea por eso yo no me apuro
Después que suelta el culo después que to’ está oscuro
Y si es flaquita o gordita tampoco me preocupa
Que aquí lo importante es que si chupa o no chupa: LUI-G.

perreo.png

Bailarinas durante Perreo 69. Foto: El Pais.

Canciones como esta, son las que abren y cierran las discotecas de Madrid-España y Cartagena-Colombia. Aunque Madrid y Cartagena de Indias tengan una diferencia de siete horas y las separen 7.722,75 km.

Aunque suena en todas las fiestas de jóvenes, se ha convertido en un tema polémico. “Este tipo de música deja poco espacio para que las voces femeninas puedan expresarse y la mujer es utilizada como objeto sexual”, afirma la Psicóloga Marly Beltrán.

Este género musical llegó Colombia hace más de 13 años. Cantantes internacionales como Daddy Yankee (Puertorriqueño) Don Omar (Puertorriqueño), J Balvin (colombiano) entre otros, ven a Colombia como un país donde se puede hacer reggaetón muy fácilmente. Según el reporte “Reflexiones sobre la música Caribeña” en Medellín es donde están los más grandes estudios utilizados para grabar esta música, ya que ofrecen “combos” de grabación, publicidad, asesoría de imagen, grabación de videos musicales y hasta promoción en redes sociales. Así, la industria crece en esa ciudad, donde hay unas 46 empresas de grabación de sonido y edición de música, según la Cámara de Comercio regional.

En España el reggaetón o ‘electro latino’ es la música más escuchada desde el año 2000.Spotify (servicio de reproducción de música) revela que los usuarios españoles han situado a Don Omar, J Balvin y Pitbull (Estadunidense), entre los diez artistas más escuchados.

Marta Cejuela, estudiante de la Universidad Carlos III de Madrid, afirma que “no hay una fiesta en España que no haya así sea una canción de reggaetón”.

Así Cartagena y Madrid no solo comparten el idioma sino el gusto por los ritmos, los acordes y las letras atrevidas reggaetoneras.

“El Reggaetón en Madrid, y sobre todo lo que aquí conocen como ‘electro latino’ está totalmente extendido, desde hace muchos años. La mayoría de los pubs, discotecas e incluso bares lo tienen siempre puesto. Lo raro, de hecho, es encontrar un local en el que pongan una música diferente. Hay que buscar sitios muy especiales para encontrar otro tipo de música”, dice Marta Pérez, estudiante de comunicación social y periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid.

Por otro lado, el periódico El País reveló que el reggaetón es uno de los géneros musicales más bailados en la noche madrileña. Es por ello que las mejores discotecas de Madrid cuentan con sesiones o espacios explícitamente reservados para estos ritmos. Según el artículo, “Madrid es la capital del perreo”, ya que la ciudad madrileña acoge semanalmente ‘Perreo69’ una fiesta dedicada al reggaetón que inició el 5 de febrero del 2016.

Contra el machismo y la vulgaridad

Aunque destaquen a Madrid como “Capital del reggaetón” muchos madrileños están en contra de este tipo de música, pues consideran que sus letras son machistas, vulgares y no tienen sentido.

“Personalmente, no me gusta nada el reggaetón. Pero casi siempre que sales por Madrid acabas en un local que tiene puesto este estilo de música. Así que, a veces, aun aburrida, no te queda otra que aguantar. Pero intento ir a sitios con otro estilo de música. El reggaetón está muy polarizado en Madrid, la gente o lo ama o lo detesta, lo bailan, pero realmente no lo bailan bien (a excepción de los latinos). , Bailan reggaetón como podrían bailar cualquier otra cosa, porque realmente es una música que escuchan pero no profundizan sobre los artistas que lo componen”, dice Marta.

¿El camino al abuso sexual?

Aunque no se le puede echar toda la culpa al Reggaetón (también hay alcohol, descontrol y a veces drogas), resulta diciente el hecho de que las discotecas en España se han convertido en un lugar de violencia sexual. El Hospital Clínic de Barcelona declaró que el tercer lugar más utilizado para abusar sexualmente de las mujeres son las discotecas. 9.2% de los casos registrados sucedieron ahí, cometidos en su mayoría por desconocidos (57%).

Por otro lado, El periódico español El País, publicó una investigación sobre el tema. Ahí Beatriz Bonete, presidenta de Stop Violencia Sexual, declaró que “vivimos en una sociedad machista en la que las mujeres no tenemos el mismo acceso, el mismo derecho de ir por la calle. Para un chico ir solo por la calle supone como mucho el riesgo de que te atraquen. Nosotras corremos el peligro de que nos atraquen nuestro propio cuerpo”.

Reggaetón en Cartagena

“Me gusta el reggaetón, pero no por lo que dice, hay reggaetones más soeces que otros, pero me gusta el hecho de escuchar el ritmo y de sentir la energía y las ganas de bailar”, dice María Claudia Peña habitante de Cartagena y estudiante de la Universidad Tecnológica de Bolívar (UTB).

Este ritmo es más apreciado que detestado en los barrios de Cartagena. Para María Claudia este tipo de música no es machista ni vulgar. “Por la forma en cómo se expresan las mujeres, no me parece machista, porque a muchas les gusta. Los cantantes simplemente exponen la realidad de la vida de manera soez”.

En Cartagena al igual que Madrid al baile del reggaetón se le llama el “Perreo”, de hecho cuando algunas personas salen a una discoteca en “Plan de amigos” o en compañía de su pareja, para ellos la noche es “Perreo”,“¡Hey, vamos a perrear hoy! ¡Hoy es noche de perreo”, son algunas de las frases que se escuchan en las calles de la ciudad.

Pero de la fiesta a la violencia puede haber solo un paso. El informe del grupo Centro de Referencia Nacional sobre Violencia en Colombia, indica que en el 2015 los cadáveres de 101 mujeres fueron hallados por las autoridades en la vía pública, 38 casos, en espacios como sitios de esparcimiento: bares, discotecas, cantinas.

Por eso, La fotógrafa colombiana Lineyl Ibáñez y un grupo de estudiantes de Diseño Visual de la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá, crearon una campaña en contra del reggaetón, llamada “Usa la razón, que la música no degrade tu condición” con el fin de concientizar sobre la denigración que sufre la mujer en las letras de la música reggaetoneras. Es una campaña que contiene explícitas composiciones fotográficas, que retratan la forma de como se ve la mujer en dicho ritmo musical.
Fotografías de la Campaña:

Pero el mundo sigue reggaetoneando y sus letras siguen degradando a la mujer.

Dime en la cama todo lo que quieres
Yo me meto contigo donde sea
No me importa la misión que me tire
Quiero verte sudando como quiera
A ella le gusta que se la coman
A ella le gusta que le den duro y se la coman. Daddy Yankee

A pocos pasos de la nueva vieja España

Daniela Ortiz Torres

El 18 de octubre en el país ibérico las noticias hablaban de las elecciones de Estados Unidos y la rivalidad entre Hillary Clinton y Donald Trump, el nuevo gobierno del país liderado por Mariano Rajoy, historias sobre el día mundial del cáncer de mama y el anuncio de que el dinero de pensionados usado para costear el país se agotará en un año.

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social, también conocido como “hucha” de las pensiones, es un fondo monetario creado por el gobierno español en el año 2000 con el fin de garantizar el sistema público de Seguridad Social, y es especialmente utilizada desde 2008 cuando empezó la conocida crisis económica española.

La crisis, según la contabilidad nacional, concluyó en 2014. Sin embargo España no se ha recuperado y, como consecuencia la inestabilidad económica continúa hasta la actualidad. En la sección económica el periódico español El Mundo anunció recientemente que el déficit acumulado de la Reserva fue admitido por el Gobierno Español el pasado 18 de octubre frente a la principal sede administrativa de la Unión Europea (UE). La “hucha” como fondo monetario y de ahorros también se encarga de pagar las pensiones de los jubilados, debido a la anunciada fecha de defunción de la “hucha” (diciembre de 2017). La pregunta que los españoles se siguen haciendo hoy es: ¿Qué pasará con las pensiones?

La indignación española

David Pascual es un joven estudiante de la Universidad Carlos III de Madrid. Estudia Comunicación Social, y como originario de Plasencia (una pequeña ciudad en la región de Extremadura) su sueño siempre fue trabajar y vivir en Madrid. Ante la noticia de las pensiones, él se pregunta indignado cómo su gobierno ha permitido que llegaran a una situación tan crítica.

“Siento rabia y decepción. Siento mucha impotencia al saber que no puedo hacer nada y que a pesar de que hemos tenido dos elecciones, el Partido Popular (PP) sigue en el gobierno. Sé que van a seguir recortando y tengo miedo por los jubilados que se puedan ver afectados al acabarse el fondo”.

Ni sus abuelos ni nadie cercano a él se han visto afectados hasta el momento, porque como él dice: “la bomba estallará en 2017, supongo que la gente de dará cuenta realmente de lo que pasa cuando se acabe la reserva y los jubilados empiecen a cobrar menos pensión”.

Explica que “ese fondo lo pagan todos los trabajadores del país con su seguridad social para garantizar que los mayores tengan una pensión digna una vez retirados. Las deudas en las que se ha gastado ese dinero no son responsabilidad del pueblo español, si no de la mala gestión de un gobierno que ha tirado de un fondo que creía inagotable y del cual dependen millones de españoles. La sociedad española no parece entender la gravedad de esta situación ni los políticos tampoco, y tendremos a Rajoy y al PP otros cuatro años al frente del gobierno”.

Señala que a consecuencia de la alarmante noticia el gobierno propone una solución a corto plazo: actualmente la jubilación se sitúa en los 67 años y los prejubilados que quieren seguir trabajando un poco más reciben un 50% de salario y un 50% de la pensión. La medida propone que los mayores de 67 años que quieran seguir trabajando lo hagan por el 100% de su salario y sin recibir pensión; los salarios son más altas que las pensiones y generando trabajo cotizarían más años por lo que la seguridad social se llenaría.

Sin embargo, él considera que lo anterior causaría otra situación de crisis a mediano plazo, teniendo en cuenta que con la propuesta aumentaría el desempleo para personas jóvenes porque los adultos mayores seguirán trabajando.

Una población envejecida

Según las proyecciones publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), España se convertirá de aquí a 50 años en un país severamente envejecido: entre 2046 y 2066 aumentará la tasa de mortalidad de los nacidos en 1946, sumado a la reducción de los nacimientos en los próximos 15 años. Entre 2016 y 2030 nacerán unos 5,3 millones de niños, un 22% menos que los partos registrados desde principios de siglo. Para 2066, España habrá perdido casi 5,4 millones de habitantes sobre los 46,4 millones actuales, según las proyecciones.

David cree que como consecuencia de la actividad laboral de jubilados, los puestos de trabajo para los más jóvenes no estarían disponibles, debido a eso aumentaría el índice de desempleo en el país y convergiría en una población con mayores de edad y jóvenes sin oportunidad de trabajo. Además de los posibles cambios en la población por el flujo de migraciones, tanto de españoles que se van y extranjeros que ingresan a España.

“La gente está muy enfadada” afirma David, “es un problema que se veía venir: la pirámide poblacional española está muy envejecida y eso aumentará, por lo que es un tema que preocupa mucho, más aún saber que se está acabando el fondo y que en un año no habrá más, sabiendo que se invirtió en otras cosas. Tenemos un altísimo porcentaje de desempleo, (De acuerdo con la Encuesta de Población Activa  (EPA) , en España durante 2015 hubo un 20,9% de la población total en paro, aproximadamente 5 millones de personas cuyo porcentaje no ha bajado durante los últimos 6 años) y esto no va a ayudar a que los jóvenes encuentren puestos de trabajo”.

Como un estudiante que aún no ha salido al ambiente laboral y ha tenido la oportunidad de estudiar brevemente en Italia (porque el sistema universitario español deja mucho que desear, en sus palabras), David quiere seguir intentando cumplir su sueño de formar su vida en Madrid.

“Muchos jóvenes no ven futuro en España y se van a Alemania, Francia o Reino Unido porque aquí no encuentran trabajo” dice.

En medio de la creciente crisis y con todo un futuro por delante, David se mantiene firme en su decisión de permanecer en el país, al menos hasta que la situación se vuelva completamente insostenible y el país entre en quiebra.

Bajo el sol del invierno que inicia, David cruza la calle que hay entre su casa y la universidad como hace todas las mañanas para ir a clases, una pregunta cruza por su mente cuando ve a otros estudiantes repasando apuntes en el campus ¿Qué puedo hacer yo para mejorar mi país?

“Simplemente votar al partido que creo que puede mejorarlo, pero lamentablemente la derecha es muy fuerte en España” piensa con amargura y un pequeño encogimiento de hombros, “la población anciana es muy grande y su voto siempre va al mismo partido, aunque como se ve en esta situación no les conviene”.

A pesar de ese pensamiento David recorre los pasillos hasta llegar al salón indicado y piensa mientras se acomoda en su puesto. “Aún creo que podemos cambiar la nueva vieja España, si es algo imposible o no, solo el tiempo lo dirá”.

Colombia y España: Países divididos por el poder

Alexandra Villarreal Pereira

A Madrid – España y Cartagena de Indias – Colombia, no solo las une una historia colonizadora, los relatos de una ciudad (Cartagena) que vivió bajo el yugo español, en la historia más reciente ambas ciudades han sido testigos y víctimas de la corrupción y la mala política.

Así como alguna vez Colombia estuvo dividida entre dos bandos, el de Liberales y Conservadores, España estuvo dominada por los dos grandes partidos de ese país: El Partido Popular (PP), de centro derecha y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) con posiciones de centro – izquierda.

El comienzo de la crisis

La crisis política española vino de la mano de la crisis económica que comenzó en 2008. El Partido Popular culpa de la crisis económica a las medidas que tomó el Partido Socialista durante su legislatura de esos cuatro años. Desde entonces, las tensiones entre el PP y el PSOE han ido creciendo hasta convertirse en dos partidos antagónicos que consolidaron el bipartidismo, es decir, que la gente solo votaba por esos dos partidos.

“Parecía que solo podías ser del PP o del PSOE, no podías elegir por nadie más, mientras que había otros partidos que estaban a la sombra, pero la gente no estaba consciente de eso”, asegura Rosa París, estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Carlos III de Madrid.

Sin embargo, aparecieron en el mapa dos nuevos partidos políticos: En el 2005 nació Podemos y en el 2014 Ciudadanos, dos partidos que en pocos años se han ganado un lugar en el Parlamento de España.

Según el Ministerio del Interior de España, en las Elecciones Generales del 26 de Junio de 2016, Podemos obtuvo un porcentaje de votaciones del 21,10% mientras que Ciudadanos obtuvo un 13,05%; ubicándolos en el tercer y cuarto puesto respectivamente. Los primeros puestos lo ocuparon PSOE con 22,67% y PP con 33,37%, éste último se posicionó en el primer lugar.

“Podemos representa a la clase obrera, a muchos universitarios y sobre todo a la clase media-baja, a la gente sin muchos recursos que está cansada de los recortes del gobierno del Partido Popular. Ciudadanos representa a las juventudes del PP que creen que el PP lo ha hecho mal pero siguen siendo de derechas, así que votan a Ciudadanos porque es más “moderno”, señala Rosa.

Los españoles estaban viviendo una crisis económica muy grande debido a que España le debía mucho dinero a países como Alemania, así que el Partido Popular comenzó a recortar gastos en educación y sanidad, situación que indignó a los ciudadanos ya que para ellos, en la educación y en la sanidad es dónde el gobierno más tiene que invertir.

Sin líderes políticos

En las elecciones del 20 de diciembre del 2015, el PP no ganó por mayoría absoluta (es decir no obtuvo más de la mitad de los votos), y ningún acuerdo posible permitía que se formase un gobierno, así que las elecciones volvieron a repetirse.

En la segunda vuelta, que sucedió el 26 de junio del 2016 el PP tampoco ganó por mayoría absoluta, así que comenzó un periodo en el que los líderes de los partidos tenían que negociar para llegar a acuerdos. “Esto sucedió hace meses, así que hasta hace una semana no teníamos gobierno. Durante mucho tiempo hemos estado sin gobierno por culpa de que nuestros líderes políticos no son capaces de llegar a un acuerdo entre ellos y pensar por el bien del país”, comenta con indignación Rosa.

Según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), “Tres de cada cuatro españoles consideran que los políticos ‘no se preocupan mucho’ de lo que piensa la gente y que “siempre” buscan sus “intereses personales”, esté quien esté en el poder”.

Pintores de plaza

Angélica María Aldana Fortich

Una estatua esculpida en bronce de Felipe III montado en su caballo, 237 balcones en total, soportales sostenidos por pilares de granito,  multitud de bares, restaurantes y edificios como la Casa de la Panadería, en la que sobresalen los frescos de la fachada, y la Casa de la Carnicería, son uno de los tantos atractivos de la Plaza Mayor.

pintor2

Ubicada en pleno corazón de Madrid, España, al otro lado del mundo, se encuentra una de las más famosas plazas de esa capital: La Plaza Mayor, que a diferencia de La Plaza de Bolívar, aún conserva su nombre otorgado desde la guerra civil española.

Según relata Raquel Sosa, estudiante de la Universidad Carlos III de Madrid, este recinto que fue escenario en tiempos pasados de numerosos actos públicos, tales como corridas de toros, procesiones, fiestas, representaciones de teatro, juicios de la Inquisición e incluso ejecuciones capitales, es hoy en día uno de los sitios turísticos más atractivos de Madrid; gracias a esto, en La Plaza Mayor al igual que en La Plaza de Bolívar los pintores ven la oportunidad perfecta para vender sus obras.

Sin embargo, desde el 2012, según un reportaje realizado por  Cristina Gonzáles para “Telemadrid”, los pintores de La Plaza Mayor deben tener un permiso del ayuntamiento para poder trabajar allí, además de portar un carnet por si la policía municipal lo requiere.

La licencia les da el derecho exclusivo de estar en la plaza, en el 2012 solo eran 25 pintores los que tenían derecho al espacio.“Los pintores que obtenemos la licencia, tenemos derecho a realizar nuestro trabajo en un metro y medio de plaza, sin invadir el espacio del otro; nuestro lugar aquí, vale 428,10 euros, es la tasa anual que debemos pagar al ayuntamiento”, afirmó Sharí Cartagena, una de las fuentes del reportaje realizado por “Telemadrid”.

Sin embargo, otro reportaje, realizado por  Elena Calvo (Los pintores que ya no dibujan sonrisas)  para Madrilánea (un portal web de noticias en Madrid), plantea que uno de los principales problemas que enfrenta este gremio, es al de la falta de promoción, puesto que en ninguna guía turística ni página web oficial, se hace mención a los pintores, por lo que ls visitantes que llegan a Madrid no tienen ninguna referencia que les haga acudir a ellos.

Iguales pero diferentes

 Al igual que en Madrid, España, a los pintores Cartageneros tampoco se les hace promoción por su trabajo,  puesto que en ninguna guía turística ni página web oficial se hace mención a ellos; sin embargo, Dewis y otros pintores de la plaza como Álvaro Cárdenas Monterrosa y Carlos Sarmiento  afirman que esto no ha sido un impedimento, puesto que los turistas se sienten atraídos solo con verlos pintar en los andenes.

pintor

Por otro lado, algo que diferencia a los pintores cartageneros de los madrileños, es que en Cartagena de Indias, lo pintores de plaza no necesitan licencia ni permiso del estado para ejercer su trabajo.

Mientras los pintores madrileños han tenido que luchar contra concejales, policías y obras públicas; según Dewis Hernández, la policía de Cartagena apoya a los pintores y hasta los felicitan por su trabajo. Para los pintores aquí en Cartagena ser artista es rentable, aseguran ellos.

La Plaza de Bolívar y la Plaza Mayor, guardan similitudes, por ser un espacio turístico, donde muchos extranjeros llegan cada año, no solo a deleitarse con su gastronomía, monumentos, o atractivos históricos, sino que además por los pintores, personas que ven en las plazas su segundo hogar, y que ayudan a generar arte, cultura e ingresos a la ciudad.

 “Me gusta trabajar en diferentes plazas, esta es la vida del artista”, afirma Dewis mientras se despide y recoge todos sus materiales de trabajo para regresar al día siguiente a las 6 de la mañana, como todos los días, y así hacer lo que más ama: pintar de colores La Plaza de Bolívar.

Caminos entre la modernidad y el atraso

Rosa Leonor Zapata Guerrero

A Cartagena de Indias, Colombia y Madrid, España no solo los separa 8.040.62 kilómetros de distancia, también lo hace el sistema de transporte público.

A las 6 de la mañana estoy lista para bañarme, arreglarme, desayunar y salir al mundo. Camino dos cuadras para llegar al lugar donde cojo mi buseta, no es un paradero ni una estación, es un andén. Aquí en Cartagena aún se cogen buses donde te apetezca.

Para parar mi buseta –como estoy en un andén– pongo mi brazo horizontalmente frente a mí y lo agito de arriba hacia abajo hasta que pare la buseta –si es que quiere parar– y no, no tengo Parkinson, aunque parece que sí; procedo a subirme en el ‘microondas’ (Microbus) rodante y a darle los 2.000 mil pesos colombianos (67 centavos en dólares) al sparring (auxiliar de transporte, el cual se encarga de recoger el pasaje y se coloca en la puerta para gritar hacia donde se dirige el vehículo).

Con mi mirada recorro la buseta para buscar una ventana y sentarme ahí. De no encontrar, me resigno a sentarme donde pueda y con la mirada hacia arriba rezo porque no me muera de calor en el transcurso de 40 minutos de mi casa a la Universidad Tecnológica de Bolívar (UTB) donde estudio comunicación social.

Entre Madrid y Cartagena hay siete horas de diferencia. Mientras Jennifer Sánchez se levanta a las 6 de la mañana, acá en Cartagena estamos durmiendo. Ella no desayuna, se viste y se arregla para ir hacia la Universidad Carlos III de Madrid donde estudia doble grado de periodismo y comunicación audiovisual. Para ir a su universidad saca su tarjeta de la cartera y la pasa con delicadeza por el torniquete del metro de Madrid.

La capital de España cuenta con 330 estaciones de metro, en las cuales están incluidas 12 líneas, 1 ramal y 3 líneas de Tranvía. Estas estaciones cuentan con 2.310 vagones para el desplazamiento, según la página oficial de MetroMadrid.es.

La situación en Cartagena es diferente. Aquí lo más moderno es el Transcaribe, un sistema integrado de transporte masivo con buses modernos, aire acondicionado, carriles exclusivos y estaciones de parada. Existen 17 estaciones, pero solo 12 están en funcionamiento. Hay 152 buses que van a una velocidad máxima de 60 km/h, a los que a diario se suben aproximadamente 100.000 pasajeros, aunque no llega a todos lados.  A mi casa no llega.

Según el diario ElPais.com en Madrid casi el 85% de la población se mueve en transporte público. Dentro del transporte público se encuentra el Metro de Madrid, Cercanías Renfe (trenes) y la red de autobuses de Madrid (EMT). También hay gente que utiliza el servicio de bicicletas públicas de Madrid, BiciMad.

BiciMad es un servicio de bicicleta. Para poder utilizarlo es necesario registrarse previamente en la página web (www.bicimad.com) con recargas mínimas de 10 euros, o reclamar una tarjeta de uso máximo de 5 días como usuario ocasional por el valor de 150 euros, a través del tótem de la estación, según la página de BiciMad.com.

De otro lado, en Colombia, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), 34.004 personas se desplazan por día en transporte público en Cartagena de Indias. Los medios de transporte en Cartagena son el Transcaribe, Busetas tradicionales, Mototaxi, Microbús y Taxis. El Mototaxi es el medio de transporte –ilegal– que más utilizan los cartageneros porque es rápido y barato, aunque es peligroso porque muchas de las personas que manejan no cumplen las normas.

A diferencia de Cartagena, “el transporte público en Madrid es muy cómodo, y si eres menor de 26 años también es muy barato. Disponemos de una tarjeta personal, con nuestra foto, numeración y un código Bidi (matriz de datos), que nos permite cargarla mensualmente y con ella podemos utilizar toda la red de transportes públicos de Madrid que se componen de metro, ercanías Renfe y autobuses. Los viajes son ilimitados a lo largo de todo el mes’’, dice Jennifer Sánchez. En Cartagena venden la tarjeta del Trancaribe en plástico, la cual tiene un valor de 4.000 pesos colombianos. Este valor solo aplica para esos buses, no para la micro, el taxi o el Mototaxi.

En Cartagena, si viajas en una buseta sueles ir apretado, con mucho calor por las fuertes temperaturas de la ciudad (30 grados –no tienen aire acondicionado–), con la música que quiera poner el conductor y con el miedo a ser robado en cualquier momento. Mientras que en el metro de Madrid se puede leer, escuchar música o ir conversando. La mayoría de tramos que cubre la red de transportes de Madrid tiene cobertura móvil por lo que puedes revisar tu correo y ojear periódicos online o ver videos.

Mientras me subo en la buseta para ir a la universidad, sudo y muero de calor, sueño con algún día tener un sistema de transporte igual o parecido al de Madrid, o que por lo menos el Transcaribe llegue a mi casa.

Contra el maltrato, reggaet-off

       Marta Toribio Poza

 

  María está escuchando música. Más concretamente reggaetón. Le encanta el ritmo que tiene, la sensación de felicidad que le transmite bailar esa canción. Se siente libre, sexy, tiene el mundo a sus pies. Ahora está escuchando a Kevin Roldán. “Tú a mi me encantas pero cuando sales sola, no con amigas porque así te descontrolas” María de repente se para, algo le choca. “Entiendo que tus amiguitas están celosas” –Sigue la canción.- “Si la que se queda conmigo es la que goza /Y me gusta si cuando estas solita es que sacas tu maldad /Así mucho más fácil me lo das.” Para el reproductor de música indignada. Se pregunta cómo una canción que se encuentra entre los éxitos del momento puede tener un contenido tan machista y retrógrado. ¿Será la única que se ha dado cuenta? Se mete en internet para denunciarlo y ve que no. Hay más mujeres luchando contra esto.

Usa la razón. No dejes que la música cambie tu condición” es la campaña que un grupo de estudiantes de Diseño Visual de la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá (Colombia) comenzó en varias redes sociales para luchar contra el reggaetón. Hartas de oír constantemente canciones que humillan a la mujer gratuitamente, estas jóvenes lanzan un grito de esperanza para que la gente se quite los auriculares, abra sus oídos y se levante en contra de este tipo de música que, una vez, se dedicó a evocar una inocente y placentera pasión a la hora de bailar.

                El reggaetón es un estilo musical que comenzó a principio del siglo XXI concentrándose en Latinoamérica, sobre todo en Colombia. La ciudad de Medellín tiene la característica de haber acogido a varios artistas de rap y reggaetón y ser la cuna de esta nueva música. El ritmo del reggaetón se consigue con una constante rima en la letra de la canción que hace que esta sea pegadiza y reconocible con tan solo haberla escuchado un par de veces. En su origen, las letras de reggaetón solían tratar de una crítica social al igual que las de hip hop. Sin embargo, su éxito y  la demanda de un ritmo más bailable en los países caribeños, provocó una modificación en las canciones que no solo sugerían sensualidad y erotismo sino que también lo evocaban explícitamente en sus versos.

                El inicio del reggaetón  se fue degradando poco a poco hacia una música que más que sensual y pasional es insultante e inmoral. Los nuevos artistas de reggaetón decaen en la objetivación de la mujer, los estereotipos sexuales y un latente machismo, para componer sus éxitos. Éxitos aplaudidos, alabados y bailados hasta la saciedad por una sociedad joven, inocente e influyente que ignora lo que escucha. Una sociedad cuyo comportamiento se somete, sin saberlo, a los mensajes subliminales que evocan un pensamiento antifeminista desfasado, que refleja la ignorancia a la hora de componer y que revela el corazón vacío de las industrias comerciales de música que movidas por el dinero, no necesitan transmitir un mensaje profundo, sino hipnotizar a las masas juveniles para que bailen como zombies.

                                “Usa la razón” es el título de la campaña bajo la que se puede entrever casi una plegaria. El principal objetivo de estas estudiantes es concienciar al público, sobre todo femenino, de lo que se escucha verdaderamente en las canciones de reggaetón. ¿Sus armas? La fotografía. Una imagen vale más que mil palabras, y el impacto visual triunfa sobremanera ante la ignorancia auditiva. Estas jóvenes como Lineyl Ibáñez, una de las encargadas de la campaña, han escogido fragmentos de canciones populares escuchadas en Colombia para representar en una imagen explícitamente lo que dicen.

                La campaña ha conseguido causar un revuelo a lo largo y ancho de la red. Miles de personas se han hecho partícipes de todos los debates que esta campaña ha suscitado y sigue habiendo dos grupos claramente identificados: los amantes del reggaetón y los indignados con este tipo de música. No hay término medio.  Los amantes del reggaetón se defienden: “el reggaetón se hizo para bailar, puedo decir que el reggaetón es mi género favorito, pero no me siento identificada con la letra, lo que me gusta es el ritmo.”

                Y es que el reggaetón es una música que muchas veces se crea con rapidez, sin hacer un contenido lírico o emocional, centrándose en la capacidad de hacer mover a los grupos de jóvenes. Es con esas canciones por las que conectan tanto entre ellos, como con en el contexto social y cultural común en el que y del que viven. Los oyentes de reggaetón no necesitan una música fuerte ni con capacidad de hacerles reflexionar o emocionarles porque la mayoría de veces que la oyen son en discotecas o en fiestas, círculos sociales donde lo que necesitan es una música de ambiente que les ayude a soltarse y relacionarse de manera inmediata. Un vínculo que el reggaetón consigue por haberse consagrado una música especial para los jóvenes de determinadas características comunes.

                Pero aunque a los amantes del reggaetón no les importen las letras, es una realidad que el mensaje que sus compositores cantan,  no es ético ni agradable. El hecho de que “8 de cada 10 mujeres” se sienta agredida por una canción de reggaetón es una acusación que ha llevado a sectores colombianos a gritar “Rest in Peace, Reggaetón”  y a avanzar hacia una música que nos haga bailar, sentir y disfrutar sin hacer sentir a las mujeres un objeto sexual del compositor de reggaetón masculino. “Que la música no degrade tu condición” es la frase que ha abierto una lucha en el país que más reggaetón se escucha por minuto y que sin necesidad de altavoces, ha sobre pasado fronteras, océanos y las mentes de los oyentes que nunca más volverán a ser pasivos.